Estamos nerviosos y no, no es por San Valentín, que lo tenemos a la vuelta de la esquina.

Estamos nerviosos porque este mes de febrero cumplimos nada más y nada menos que 18 años. Nuestro hotel, el Vado del Duratón, se hace mayor y queremos invitarte a que lo celebres con nosotros.

Y dado que nos hacemos mayores de edad en un mes de febrero, que es el mes del amor, ¿por qué no te planteas sorprender a tu pareja y veniros de escapada romántica a Sepúlveda?

Seas la persona más romántica del mundo o no, no importa: en Sepúlveda y en nuestro hotel lo tienes hecho y te lo vamos a demostrar.

Por qué Sepúlveda es el destino ideal para una escapada romántica 

Luego hablamos del hotel, pero empecemos por aquí: Sepúlveda.

La bella Sepúlveda. Donde las iglesias se alternan con los cálidos hogares para ofrecer contrastes detrás de cada esquina.

Donde en cualquier restaurante puedes degustar el mejor lechazo que hayas visto, olido y probado nunca acompañado de un buen vino.

Donde los paseos por sus calles te dan la sensación de estar caminando por otra época. Donde las familias comparten su tiempo en los bares y museos del casco histórico.

Donde es posible respirar aire realmente puro, tanto en lugares concurridos como la Plaza Mayor como en las afueras, en plena naturaleza… porque ese, sí, es otro punto fuerte de Sepúlveda: su ubicación junto a las Hoces del río Duratón.

No hay escapada romántica sin paseo por las Hoces 

Obligatorio. Si te decides por sorprender a tu pareja y visitar Sepúlveda durante el mes de febrero, reserva una mañana o una tarde para pasear por el inicio de las Hoces del Duratón.

Es un parque natural de bellísima factura caracterizado por la calma, el silencio, una atmósfera de paz inquebrantable y una orografía que vence y convence.

Ponlo a prueba: traed ropa cómoda, preguntadnos en el hotel y os diremos qué recorrer para que aprovechéis al máximo esta incursión por una zona cuyo patrimonio natural no está solo en el terreno, sino en fauna como el buitre leonado, cuya colonia más grande del mundo se ubica en esta zona.

Las Hoces del Duratón son un punto y aparte, y vamos a dejarlo aquí porque queremos que lo veáis con vuestros propios ojos.

Por qué deberías contar con el Hotel Vado del Duratón para vuestra escapada romántica H2

Cualquier día de febrero es bueno para disfrutar del romanticismo en el hotel.

Si en San Valentín no os viene bien la escapada, hay días de sobra (¡y este año uno extra, que es bisiesto!) en el resto del mes. ¡Vente! Nos alegrará mucho contar contigo en nuestro aniversario.

Como te decimos, cumplimos 18 años y estamos deseando recibirte en recepción.

Si vienes y nos pides que te digamos los mejores planes para hacer en Sepúlveda, lo haremos encantados.

¿Un paseo por el casco histórico? ¿Las mejores iglesias para visitar? ¿Las auténticas pruebas de arquitectura románica? ¿Los museos con más historia?

Ponte en nuestras manos, que haremos de vuestra escapada romántica en febrero toda una experiencia en función de vuestros gustos.

Es más, subimos la apuesta: ¿sabes que nos puedes pedir actividades en recepción y que las preparamos para vosotros?

¿Qué tal una experiencia ornitológica contemplando aves? O una ruta a caballo por las inmediaciones naturales de Sepúlveda: ¿se te ocurre algo más romántico?

Si queréis que la actividad tenga mucho sabor, ¿sabías que puedes visitar una microcervecera familiar y hacer una cata con maridaje?

Y todavía no hemos dicho nada del hotel…

¿A qué venís?

A disfrutar, descansar, a teneros el uno al otro… Y eso es lo que te ofrecemos en nuestro 4 estrellas: un espacio tranquilo, habitaciones realmente cómodas y un clima en el que las prisas no existen. Un lugar en el que desconectar del día a día en compañía de la persona que más quieres.

Y lo hacemos en pleno casco antiguo de Sepúlveda, una localidad con historia en la que sentirse como nunca al amparo de sus calles y plazas.

La gastronomía, clave

Nos vamos despidiendo hablándote de la gastronomía, el colofón de toda escapada romántica en Sepúlveda.

¿Has probado los asados de nuestra región? Si la respuesta es que no, es posible que cuando veas salir el lechazo de nuestras cocinas vuelvas a enamorarte, aunque sea de forma efímera.

Degusta la carne en compañía de un buen tinto y siente el cariño y calor de los fogones a cargo del chef del restaurante al que acudáis a darle una alegría a vuestros estómagos.

Cualquier día es San Valentín en nuestro hotel

Queremos que celebres con nosotros nuestra mayoría de edad.

Son 18 años en los que hemos vivido de todo y ha sido posibles gracias a viajeros como tú.

¿Te gustaría formar parte de nuestra historia? Deja de planificar esa escapada romántica que tienes pendiente con tu pareja, elige Sepúlveda y sus Hoces, venid al Vado del Duratón y simplemente dejaos llevar.